MARENART
Artist Painter

Soy pintor y músico. Cuando toco la guitarra, en mi mente necesito visualizar una paleta de colores que formen una tonalidad pictórica en armonía con mi ser. Cuando uso mi paleta de colores para plasmar una pintura en la tela, tengo que oir en mi cabeza las notas musicales formando una melodía en perfecta sintonía con los colores que empleo.

Para mí, el arte es una fusión de distintos elementos donde se mezcla el inconsciente con el subconsciente, lo visible con lo invisible y que se puede expresar de diferentes formas y en distintas dimensiones. No puedo separar mi faceta de pintor con la de músico porque ambas están estrechamente relacionadas.

Galerías

Pinturas

Pinturas

Ilustraciones

Ilustraciones

Dibujos

Dibujos

Carteles y Portadas

Eventos

WELCOME TO MY WORLD

WELCOME TO MY WORLD es una colección de obras pictóricas relacionadas con el entorno de la figura de Elvis Presley, donde Maren plasma y expresa los momentos compartidos y vividos con los músicos de la banda original de Elvis, la ‘TCB Band’, James Burton, Glen D. Hardin, Ronnie Tutt, Norbert Putnam, y ’The Elvis Imperials’, y algunos cantantes como Dennis Jale, Greg Miller, Pete Storm, así como también con los miembros de la ‘Elvis Tribute Band Barcelona’, de la cual Maren es el fundador y el guitarra solista.

Esta colección de vivencias y sentimientos musicales ha sido inspirada con el propósito de colaborar con la Fundación James Burton (la cual apoya la educación musical en escuelas, hospitales y organizaciones sociales).

Hay algo vital, verdadero e imprescindible en la obra de Maren que nos acerca a la suprema esencia del acto creativo, entendido como una necesidad espiritual y no meramente crematística. Su obra es un pentagrama en el que las notas fluyen en forma de poesía cromática sobre un soporte pictórico que, a veces, se queda atrapado por el sol del oeste. Con personajes y escenas plenas del esplendor y la ternura del que admira y respeta las diversas culturas.

En otras ocasiones, deja volar su imaginación en simbólicos sueños que nos acercan a un universo mágico en donde los colores son infinitos. Justo en aquel punto donde el crepúsculo se convierte en una sinfonía de matices que tienen vida propia. Con sus retratos se expresa el autor con la cadencia de una mirada perdida en tiempos de amor y belleza. Traza las pinceladas captando el alma para reflejarla en el rostro y con él juega en composiciones que definen la personalidad de los retratados, con sus miedos y anhelos. Todo ello, sin lugar a dudas, es producto de su filosofía creativa coherente y reflexiva que se llena de esperanza con la caricia del pincel sobre la tela. Una esperanza que él más que nadie, sabe conquistar día a día, minuto a minuto, momento a momento. Sin que nadie pueda robarle esos misteriosos instantes en los que su leyenda se convierte en mito.

Marila Gómez Alarcón

Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte